¿Cómo se viste una mujer tímida?

Ser tímida no significa que tengas que vestir como una bibliotecaria. De hecho, tu carácter tranquilo puede animarte a experimentar con diferentes estilos y cortes sin preocuparte de que te juzguen por tus elecciones de moda.

Todos tenemos días en los que nos sentimos más seguros de nuestra apariencia que otros. Sin embargo, eso no significa que debamos ir siempre a lo seguro. Vestirse con confianza es importante para todos, pero especialmente para los tímidos. Sigue leyendo para conocer algunos consejos sobre cómo vestirse como una mujer tímida y seguir siendo fiel a ti misma al mismo tiempo.

Construye tu confianza con la mentalidad correcta

La mejor manera de aumentar la confianza en ti misma a la hora de vestir es adoptar la mentalidad adecuada. Es posible que tengas que trabajar un poco tu autoestima antes de encontrar plenamente tu propio estilo.

Para empezar, puedes identificar tus puntos fuertes y débiles. ¿Hay ciertos colores que te sientan mejor? ¿Tienes una forma de cuerpo con la que te sientes más segura? Son cosas que están fuera de tu control, pero si las reconoces, puedes hacer un buen uso de ellas. Lo que puedes hacer es aprovechar tu fuerza interior y darte cuenta de que tus elecciones de estilo consisten en expresar quién eres. Nadie puede decirte lo que tienes que llevar o cómo tienes que vestirte, y debes estar segura de ello.

Elige la calidad sobre la cantidad

Las personas tímidas, en general, pueden tener menos prendas en su armario, pero esto no significa que tengan piezas de menor calidad.
En lugar de intentar aumentar la cantidad, pon tu energía en aumentar la calidad. Por ejemplo, si quieres sustituir tu colección de básicos por prendas que llamen más la atención, apuesta por tejidos de calidad que duren más.

Elige el algodón en lugar de los tejidos sintéticos, y añade un toque de lino o seda a tus básicos. Es importante tener en cuenta que no es necesario gastar una fortuna para conseguir ropa de calidad. Puedes encontrar prendas estupendas a cualquier precio, sobre todo si compras durante las rebajas.

Encuentra los colores que te hacen ver y sentir bien

Es bien sabido que las personas responden mejor a los colores que les atraen de forma natural. Si eres tímida y te encuentras intentando pasar desapercibida la mayoría de las veces, intenta llevar los colores que más se adaptan a tu tipo de personalidad. En cuanto a los colores, se pueden dividir en dos grupos: cálidos y fríos.

Los colores cálidos se asocian con la energía y la creatividad. Piensa en el amarillo, el naranja, el rojo y el morado. Los colores fríos, en cambio, son calmantes, se asocian a la creatividad y son el azul y el verde. Cuando intentes decidir qué ponerte, fíjate en los colores de tu armario. Si sientes que te faltan opciones, considera la posibilidad de comprar una nueva prenda de un color que te favorezca naturalmente.

Mezcla tu armario con piezas más atrevidas

Si quieres sentirte más segura con tu estilo, pero sigues valorando la calidad y la versatilidad, invierte en algunas piezas más atrevidas. Elige un par de prendas llamativas, como un par de zapatos en un tono más brillante o una chaqueta en un color más atrevido. También puedes probar con una camisa estampada o con dibujos.

Una vez que esas prendas estén en tu armario, podrás combinarlas fácilmente con tus conjuntos habituales. Si eres tímida y crees que puedes exagerar con el estilo de tus prendas más atrevidas, no hay que avergonzarse de seguir con los colores neutros. Los colores oscuros, como el negro, el azul marino y el gris, son sofisticados y pueden resultar atrevidos si se combinan con los accesorios adecuados.

No tengas miedo de los estampados

Los estampados pueden asociarse más a las personas atrevidas y seguras de sí mismas, pero las personas tímidas también pueden llevarlos. Al igual que ocurre con los colores, puedes inclinarte por diferentes estampados.

Si te sientes atraído por los estampados más atrevidos, no tengas miedo de experimentar con ellos. Por ejemplo, si eres tímida y te encantan los estampados florales pero crees que son demasiado atrevidos para ti, prueba con un pequeño estampado floral en un pañuelo, un bolso o incluso un par de zapatos.

Incluso puedes probar un pequeño estampado en un color más apagado, como el blanco y el negro, o el azul marino y el gris. Cuando lleves un estampado llamativo, asegúrate de que el resto de tu look sea moderado. Los accesorios, como los bolsos y los cinturones, deben ser sencillos.

Apuesta por el ajuste sobre la moda

Aunque puedas experimentar con estilos más atrevidos, no olvides el ajuste y el tejido. Un top o un pantalón mal ajustado puede arruinar todo tu look, aunque tenga colores o estampados llamativos. Cuando vayas de compras, asegúrate de probarte todas las prendas que quieras adquirir. Además, evalúa los tejidos de las prendas que te gustan. Evita las prendas súper sintéticas, como el poliéster y el acrílico, y opta por un tejido de mayor calidad, como el algodón, el lino o la seda.

Incluso si no te pones ciertas prendas con tanta frecuencia como otras, pueden ser un gran complemento para tu armario cuando busques formas de experimentar sin correr demasiados riesgos.

Es importante recordar que vestirse como una mujer tímida no significa que tengas que llevar ropa sencilla. Simplemente significa que tienes que ser más cuidadosa en tus elecciones. Eso significa invertir en piezas de mayor calidad y tener en cuenta los estampados, los colores y los tejidos. También significa encontrar formas de experimentar con tu estilo sin sentirte demasiado nerviosa por cometer un error.

Si llevas mucho tiempo vistiendo con timidez, no esperes que la transformación se produzca de la noche a la mañana. Es un proceso, pero si sigues los consejos de este artículo, estarás en el buen camino para conseguir más confianza en tu estilo.

Mas artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir